14 sept. 2009

Lola Corrales, entrevista diario EL PAÍS. 14-9-2009.

Última posibilidad para los afectados por el síndrome pospolio. La falta de medicamentos lastra el tratamiento de una enfermedad casi desconocida.

Cuando el mundo lucha por erradicar la poliomielitis (ésta todavía es endémica en media docena de países), los enfermos de más de 50 años se enfrentan a un nuevo reto. Después de superar los problemas de discapacidad asociados al virus, se encuentran con una recaída, un debilitamiento, nuevos dolores. Es lo que desde los años ochenta se ha denominado síndrome pospolio, una enfermedad desconocida por muchos médicos, para la que apenas hay tratamiento y que está causando "mucho sufrimiento", como resume Lola Corrales, presidenta de la Asociación Síndrome Postpolio.
 
Lola Corrales es un ejemplo de los estragos que puede causar esta enfermedad sobrevenida. Madrileña de 51 años, a los 13 meses tuvo una polio. Entonces, en 1959, ya existía la vacuna contra la enfermedad, pero en la España de la época no llegaba más que a "unos privilegiados", afirma. A pesar de sus problemas de movilidad, salió adelante. Trabajó, se casó, pero con 34 años la pesadilla volvió a empezar. "Sufrí un empeoramiento. Tenía debilidad, fatiga; perdí fuerza, habilidades. Sientes que el cuerpo no te aguanta. Todo te duele", explica.

Continúa leyendo www.elpais.com

 
ASOCIACIÓN AFECTADOS DE POLIO Y SÍNDROME POST-POLIO
www.postpolioinfor.org
informacion@postpolioinfor.org