24 oct. 2010

ESPAÑA ES DIFERENTE. Comunicado de la Asociación Afectados de Polio y Síndrome Post-Polio, con motivo del día mundial de la polio. 24 de octubre de 2010.

ESPAÑA ES DIFERENTE 

En abril de 2010, se cumplieron cincuenta y cinco años del comienzo de la aplicación masiva de la primera vacuna eficaz contra la polio, creada por el Dr. Jonas Salk. Antes del inicio de la primera y única campaña de vacunación contra la poliomielitis en España, noviembre de 1963, había tan solo un millón de niños vacunados. Otros seis millones y medio de niños quedaron a su suerte, más los quinientos cincuenta mil niños que nacían cada año.

En febrero de 1963, con las actuaciones previas a la primera y única campaña contra la polio, visitó España el creador de la vacuna oral, el Dr. Albert Sabin, para informar sobre su vacuna. Indicó a las autoridades que según la información que había recibido de ellos, esta primera campaña, debería proteger con la vacuna por lo menos al 80% de la población infantil, susceptible de padecer la enfermedad. Esta vacunación debería de realizarse en un corto espacio de tiempo, para romper completamente la cadena de transmisión y eliminar la enfermedad. Después deberían dar la vacuna a los niños nacidos cada año, desde los dos o tres meses de edad hasta el final del primer año de vida. Según ha conocido la Asociación en publicaciones especializadas de la época y posteriores, hacia 1975, comenzaron a alcanzarse los porcentajes adecuados para esta vacuna, que no se lograron plenamente hasta mediados de la década de los ochenta.

Recientemente la Administración Sanitaria actual, ha reconocido que las campañas de vacunación contra la poliomielitis fueron hasta 1975, ocasionales y de carácter voluntario. Nuestra Asociación dispone de información de países como Dinamarca, que hizo obligatoria la vacunación contra la polio en 1956 o Italia en 1961. También la actual Administración Sanitaria española, afirma que no existió deficiencia alguna en la gestión sanitaria de la Dictadura, en relación a las campañas de vacunación contra la poliomielitis.

En una Dictadura, el carácter voluntario no existe y aplicado a la vacunación contra la poliomielitis, solo demuestra la premeditación que tuvieron las autoridades políticas y sanitarias, para no asumir las responsabilidades que se derivarían, de no vacunar a toda la población necesaria. En el caso de polio por vacuna y cualquier otro incidente a causa de la vacuna, el responsable seria siempre el solicitante.

Tras el cambio en el Ministerio de Sanidad, Dª Trinidad Jiménez, no se ha distinguido por dar una mejor atención sanitaria y social a los supervivientes de la polio y los que padecen el síndrome post-polio. Eso sí, ha prestado una mayor atención a nuestra cartas que sus antecesores, pero se ha marchado sin decir que ha hecho y sin dar explicaciones sobre las cuestiones pendientes.

Tal y como dijo Dª Trinidad Jiménez en las primarias en Madrid, las políticas aplicadas no son un enfoque personal, si no de partido. En esta cuestión, parecen estar de acuerdo los dos partidos mayoritarios. Y nos preguntamos, si los científicos no nos condenan al olvido y la desatención, quién nos condena, los políticos.

Lola Corrales
Presidenta de la Asociación Afectados de Polio y Síndrome Post-Polio

www.postpolioinfor.org
informacion@postpolioinfor.org