15 oct. 2015

Los refugiados olvidados son los refugiados con discapacidad

Gulber vive en el campo de refugiados de Basirma, Irak. Contrajo la poliomielitis cuando era un bebé y sus piernas están casi inmóviles. Usa muletas hechas a mano para moverse por el campamento.



Para Gulber, los refugiados olvidados son los refugiados con discapacidad. "Nosotros y nuestras familias no tenemos la ayuda que necesitamos y esto hace que sea difícil".

"Cuando otros necesitan ir al baño comunal no es un problema para ellos, pero para mí y para otras personas con discapacidad, es difícil moverse en el terreno irregular, o caminar largas distancias. Como todos los demás sólo queremos ser capaces de cuidar de nosotros mismos".

Gulber está en el campo de refugiados de Basirma desde agosto de 2013, junto con sus dos hermanos menores. "Estoy sufriendo aquí. Siria es todo para mí. Es mi lugar de nacimiento, mi patria. ¿Cómo se puede vivir lejos para siempre?. Todos necesitamos ayuda, no sólo la gente aquí en este campamento, todos los sirios que han sido expulsados de sus hogares por la guerra".