28 feb. 2017

Un paciente con síndrome post-polio desarrolló síndrome de cauda equina después de recibir anestesia neuoraxial

La anestesia espinal combinada y la analgesia epidural postoperatoria se usan ampliamente en la cirugía ortopédica. Las complicaciones neurológicas poco frecuentes pero graves de la anestesia neuroaxial incluyen traumatismo directo durante la inserción de agujas o catéteres, infecciones del sistema nervioso central y neurotoxicidad de los anestésicos locales.

El Síndrome de Cauda Equina o Síndrome de la Cola de Caballo es una complicación poco frecuente después de la anestesia neuroaxial, pero puede dar lugar a un grave deterioro neurológico que puede requerir intervención quirúrgica.

Presentamos el caso de una mujer de 69 años con Síndrome Post-Polio que desarrolló Síndrome de Cauda Equina tras anestesia espinal combinada y analgesia epidural post-operatoria.

Las observaciones perioperatorias y los exámenes de seguimiento, incluyendo la resonancia magnética, no revelaron evidencia de traumatismo directo por aguja o catéter, hematoma espinal, isquemia espinal, inyección anestésica intraneural o infección.

Se cree que los síntomas del Síndrome de Cauda Equina que se observaron fue debido a una mayor sensibilidad a una combinación de anestesia regional relacionados con la técnica de microtrauma y neurotoxicidad de bupivacaína y ropivacaína.

Por lo tanto, los profesionales deben ser conscientes de que los pacientes con enfermedades neurológicas preexistentes pueden estar en mayor riesgo de Síndrome de Cauda Equina después de la anestesia neuroaxial.