1 nov. 2012

La ASOCIACION PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA DE MADRID rechaza el copago y las privatizaciones de los presupuestos de la Comunidad de Madrid.

La ASOCIACION PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA DE MADRID ante la presentación de los nuevos presupuestos de la Comunidad de Madrid tiene que señalar:

1)Los presupuestos sanitarios de la Comunidad de Madrid ya están situados hace años por debajo de la media de los de las CCAA (142 € menos por persona y año en 2012), de manera que para homologarse a la media se precisarían 2.178,21 millones de euros más. Es está infrapresupuestación crónica, unido a los sobrecostes de la privatización, lo que produce que en el año 2011 hubiera una deuda sanitaria de mas de 1.600 millones €. En este contexto una disminución presupuestaria es realmente suicida.

2)La medida “estrella” de la Comunidad de Madrid es el cobro de una tasa por receta a toda la población. Nosotros rechazamos totalmente esta medida por los siguientes motivos:
  • La imposición de un nuevo copago sobre los medicamentos excede las competencias de la Comunidad de Madrid y solo es una atribución del Ministerio de Sanidad y el Gobierno, tal y como establecen la Ley General de Sanidad, Ley del Medicamento y Ley de Cohesión, por eso si llega a probarse la impugnaremos ante el Gobierno y los tribunales de justicia.
  • Establece una discriminación entre los ciudadanos madrileños y los de otras CCAA y va contra la necesaria cohesión del país y la igualdad en el acceso a la protección de la salud que garantiza la Constitución.
  • Es una medida injusta porque penaliza de manera especial a las personas con menos recursos y a las mas enfermas que pagaran mas, y en muchos casos se verán impedidas, por falta de recursos, a tener acceso a unos medicamentos que precisa para preservar su salud, y en algunos casos su vida
  • El argumentário del Sr González, presidente no elegido por los madrileños es totalmente falso, ni hay 45 millones de medicamentos en los domicilios de los madrileños, ni la medida puede ser disuasoria porque estamos hablando de medicamentos recetados por profesionales médicos del Servicio Madrileño de Salud a enfermos que los necesitan para su tratamiento. Si a alguien disuaden será a quienes carezcan de recursos económicos, siendo así una medida profundamente inequitativa.
  • Los copagos nunca han servido para moderar la demanda inadecuada sino solo para impedir el acceso a servicios sanitarios a las personas mas enfermas y con menos recursos económicos. Son un verdadero impuesto sobre la enfermedad.                                           www.fadsp.org/